lunes, 13 de julio de 2015

Paisaje: Edward Hopper

¿Quién no conoce a Hopper? Uno de los grandes artistas estadounidenses, famoso por sus paisajes solitarios, y sus, en ocasiones, más solitarios personajes... Se han escrito muchas páginas sobre la poética de los cuadros de Hopper, de sus escenas cotidianas caragadas sin embargo de un inmenso alejamiento... Nosotros hoy sin embargo nos vamos a fijar en su técnica. Hopper trabaja de forma muy sintética, con unas luces y sombras muy contrastadas, casi en lo que podríamos llamar pintura "por planos". Sin embargo, valga la redundancia, sus planos no son planos. Es un maestro del matiz. En una superficie verde de una campiña podemos distinguir, si miramos con atención, muchas pinceladas en distintos tonos de verde. Esto es loq que vamos a intentar.
Paisajes sencillos, sin muchos elementos, y con un foco de luz, una idea muy clara de dónde empiezan y acaban las sombras. A partir de ahí, cada gran plano de color no será uno sólo, sino montones de tonalidades distintas que iremos mezclando en nuestra paleta.

Francamente orgullosa de los resultados. Era un trabajo de mucha sensibilidad, algo que se educa muy poquito a poco..






Elina, 7 años


Inés, 7 años


Pablo, 7 años


Rodrigo, 9 años


Jimena, 9 años


Ana, 10 años


Alberto, 12 años

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario